13-04
Puja entre Astori y Mujica instalada en el Programa
Parecería que los astoristas quieren ganar en la liga lo que perdieron en la cancha, al excluir en la introducción del programa del FA el grueso de las resoluciones aprobadas por el congreso. Los de Mujica están dispuesto a dar batalla. Para el PCU y el MPP, en el contenido de programa de gobierno del Frente Amplio (FA) se juega "el proyecto de país", y van a dar batalla para que se contemplen sus posiciones. Los astoristas dicen que el diferendo sólo se limita a los "énfasis" que se le imprimen a cada tema. Mientras los afines al precandidato Danilo Astori quieren que la introducción del programa se centre en los logros alcanzados por el gobierno y se brinden algunas orientaciones de futuro, los que apoyan la precandidatura de José Mujica interpretan que se quiere "mejicanear" lo aprobado por el congreso de diciembre. Los afines al líder del MPP redactaron otra introducción, en la que en lugar de puntualizar los logros de la gestión de Tabaré Vázquez, remarcan la orientación que debería tener un futuro gobierno y las prioridades de una eventual segunda administración de la coalición de izquierda. En ese sentido, destacan el papel que deberá cumplir la macroeconomía, la cual a su entender deberá estar supeditada al proyecto de "desarrollo de país". La polémica por los contenidos del programa de gobierno para el período 2010-2015 se desató en la izquierda por las definiciones contenidas en la introducción que elaboró la Comisión de Programa del FA. La semana próxima, dirigentes del Partido Comunista (PCU) y del MPP analizarán en forma conjunta el texto introductorio, y reclamarán que se rediscuta la redacción del documento, dijo a El País el senador Eduardo Lorier. "El programa de gobierno debe reflejar en forma fiel las resoluciones que aprobó el congreso. Por eso consideramos que estamos en presencia de un texto que formalmente no existe", afirmó Lorier. En tanto, el vicepresidente de la Comisión de Programa del FA, Eleazar De León (Partido Socialista que apoya a Astori) consideró que "no existen grandes diferencias" en las propuestas, y que sólo se trata de "un problema de énfasis" en los distintos temas que trata el programa. De León reconoció que "la confusión" en la coalición se produjo al haber "dos redacciones distintas" de dos documentos diferentes para encabezar el programa. Consideró que cuando se reúna la comisión de programa se tratará de hacer una síntesis de los textos. Así como los partidarios de Mujica dicen que los de Astori no reconocen lo aprobado por el congreso, De León sostuvo que el programa del FA establece por ejemplo que el secreto bancario solo se levanta por orden judicial, en alusión a la propuesta del líder del MPP de negociar esta herramienta con los socios del Mercosur. La comisión de programa redactó en 2008 un texto base sobre las grandes líneas programáticas para el período 2010-2015. El texto, que no fue apoyado por el PCU el año pasado, sufrió sustanciales modificaciones en el congreso de diciembre del FA, donde claramente se optó por realizar un giro más a la izquierda. En esa instancia, el PCU y el MPP acordaron seguir "una hoja de ruta", por la cual modificaron gran parte de las propuestas, al tener la mayoría de los delegados en el congreso. Las resoluciones de diciembre fueron en principio no aceptada por los afines a Astori. Un eventual segundo gobierno del Frente Amplio deberá dar por finalizadas las negociaciones que inició el presidente Tabaré Vázquez con Estados Unidos en materia comercial, al existir un mandato expreso de la coalición de izquierda respecto a que Uruguay no podrá concretar el TIFA. "Términos y condiciones referidos a normas de competencia, compras gubernamentales, propiedad intelectual, servicios, barreras técnicas al comercio, tampoco son aceptables introducidos en acuerdos tipo TIFA o similares", afirma el capítulo de inserción internacional del programa de gobierno para el período 2010-2015 que la coalición pondrá a consideración de la ciudadanía. En materia de inversión extranjera, en el programa de gobierno del Frente Amplio se establece que deberán definirse nuevas reglas que se ajusten al proyecto de desarrollo que propone la coalición de izquierda. "Es clave que el Estado fije la implementación de parámetros de negociación para lograr la efectiva contribución de la inversión extranjera al proceso de desarrollo nacional (…) Es imprescindible definir una propuesta global que incluya la modalidad de participación estatal con empresas estatales, extranjeras, regionales y en los modelos de asociación público-privada, así como la forma de reorientar el ahorro nacional hacia la inversión", asevera. En el texto se afirma que "es necesario que el sistema financiero cumpla su rol intransferible en el financiamiento de la inversión y desarrollo productivo, aumentando la disponibilidad de más y mejores instrumentos financieros". Por otra parte y respecto a AFE sostiene que deberá permanecer bajo "la gestión" del Estado, "y la mayoría del capital". Reinvindica el mantenimiento de los monopolios a cargo del Estado, esencialmente en todas las áreas "estratégicas".
Volver ...