14-09
El Gobierno responsabilizó a los jueces por los retrasos
Desde que llegó al poder, el presidente Néstor Kirchner no ha dejado pasar oportunidad para reclamar a los jueces que aceleren las causas sobre delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura. Frente al nuevo panorama abierto en la Justicia por la acumulación de expedientes, el Gobierno vuelve a reiterar su embestida. "La morosidad que se registra en muchas investigaciones está vinculada estrictamente a la decisión de algunos jueces que retrasan la instrucción o por la mecánica de funcionamiento de algunos tribunales", sostuvo el ministro de Justicia, Alberto Iribarne, a LA NACION. El funcionario responsabilizó directamente a los magistrados por la demora en las causas, y explicó así que desde el Gobierno "se colabora y asiste al Poder Judicial, que es el que, en definitiva, tiene que resolver estas causas". Por otro lado, criticó que muchos casos se demoran "en resolver planteos que ya fueron definidos por la Corte Suprema", como la inconstitucionalidad de las leyes de obediencia debida y punto final, o los indultos. Según amplió el funcionario, desde su ministerio "se ampliaron las partidas para crear secretarías especiales, en particular en los juzgados del interior del país, para que atiendan las causas vinculadas a la violación de los derechos humanos". Además, indicó que este año se crearon las vacantes correspondientes y se destinó un refuerzo presupuestario para el Ministerio Público Fiscal, con la idea de "dotar del personal necesario y facilitar las tareas de los fiscales". Kirchner utilizó reiteradamente su atril para embestir contra la lentitud de la Justicia, además de pelearse en público con los jueces de la Cámara de Casación Penal, a quienes el Gobierno acusó de demorar las investigaciones. Fuente: La Nación
Volver ...